CABA

Reclamos por la precarización de los trabajadores de tránsito en CABA

La muerte de la agente de tránsito Cinthia Choque, de 28 años, y las graves heridas sufridas por el agente Santiago Siciliano, de 30, quien pelea por su vida en el hospital Fernández, expuso la precarización laboral a la que son sometidos por el gobierno porteño que encabeza Horacio Rodríguez Larreta.

Los trabajadores a cargo de realizar tareas de prevención y control vial en todos los barrios de la Ciudad se manifestaron desde la mañana y hasta la noche de este lunes frente al Obelisco para denunciar la situación. 

De los 2750 agentes que integran la repartición, solo 900 figuran como personal de planta permanente. El resto, casi el 70 por ciento de estos agentes que visten uniformes celestes y amarillos, son monotribustistas que no cuentan con ART, ni seguro de vida, ni tienen cubierto el sepelio, pese a que trabajan en la calle expuestos a diversos riesgos, entre ellos, la violencia de los conductores. 

A diferencia de los empleados de planta permanente, no tienen estabilidad laboral, ni indemnización en caso de ser despedidos. A su vez, si sufren un accidente, tienen un máximo de 45 días justificados, tras lo cual llega, según testimonios, el despido bajo la forma de no renovación del contrato.

Para salir a la calle, los agentes reciben capacitación durante tres meses. En ese plazo, les explican cuestiones legales, cómo labrar un acta, a comunicarse con las fiscalías en caso de que dé positivo un control de alcoholemia. Tienen un curso de RCP (reanimación cardiopulmonar) y aprenden a desenvolverse en la calle para no replicar la violencia de la gente. Después tienen una breve etapa en la calle bajo supervisión.

Este lunes, varios de los agentes que se habían concentrado frente al Obelisco a la mañana permanecieron bajo la lluvia durante todo el día para exigir una reunión con el gobierno porteño.

El gremialista sostuvo que "no se explica cómo fuerzas civiles puestas en la calle con la violencia que vivimos en la actualidad, estén bajo un estado municipal que elude las cargas patronales y al mismo tiempo exige a sus ciudadanos pagar impuestos y las multas que estos mismos funcionarios 'en negro' labran todos los días".

Comentarios