Curiosidad

Expulsados por tener sexo ahora denuncian a la empresa

A principios de abril, una pareja alemana era noticia después de que fue echada de un crucero por el fuerte ruido que producían a la hora de tener sexo quedado varada en la isla de Barbados. Ahora, volvieron a ser tapa de algunos medios por haber demandado judicialmente a la empresa por daños y perjuicios.

Según el medio alemán Reise Reporter, el pasado 1 de abril, la pareja alemana compuesta por Renate F y su esposo Volker iniciaban sus vacaciones arriba del crucero Mein Schiff 5 perteneciente a la empresa TUI para recorrer el caribe. Actualmente, esta modalidad de viaje resulta la más solicitada ya que permite conocer gran cantidad de estas pequeñas islas del mar caribe sin la necesidad de tomar ningún vuelo.

Por la tarde, se dispusieron a tener sexo sin darse cuenta que la puerta-ventana de la habitación que da al balcón se encontraba abierta. Posteriormente, en horas de la madrugada, el gerente de la empresa, acompañado por un guardia de seguridad, llamó a la puerta de la habitación en donde dormía la pareja y le indicó que, por órdenes del capitán, debían abandonar la embarcación. Una vez que armaron sus valijas, fueron escoltados hacía el puerto y no se les permitió volver a entrar.

Como era de esperarse, Renate y Volker no disponían del suficiente dinero para volver a su casa y debieron esperar durante tres días. Fue finalmente la madre de Renate que, gracias a la ayuda de una empresa de turismo alemanapudo conseguir un vuelo de regreso hacía París.

Si bien el hecho ocurrió hace algunos meses, ha vuelto a tomar relevancia mediática debido a que la pareja ha demandado a la empresa por daños y perjuiciosLa demanda también incluye una compensación por dolor y el reembolso de los gastos del viaje, tanto el del crucero como el que debieron realizar para volver.

La empresa TUI ha comunicado que actuó en base a los términos y condiciones aceptados a la hora de contratar los servicios:

“Si en opinión del representante del transportista el comportamiento del pasajero es perjudicial, amenazante o abusivo o está causando o es probable que cause peligro o angustia a otros, el transportista puede rescindir los arreglos de viaje del pasajero sin ninguna responsabilidad por parte del transportista”.

Comentarios