Cícero mateando en Gravataí, Brasil.