Sábado 27 de junio de 2020

El 5 que le dijo dos veces que no a la fama y el dinero del "mundo" Boca

Tuve la suerte de verlo jugar, era de esos jugadores que imponían respeto solo con su presencia. De los que dejaban todo dentro de la cancha por su equipo y por su amor al club y a su gente. Soy hincha de Ferro desde los 8 años, cuando estábamos en la segunda categoría del fútbol argentino. Soy de los que tuve la suerte de crecer al ritmo de la época de gloria de Ferro y presenciar en caballito el logro de su primer campeonato.

Mis ídolos deportivos suelen ser todos los jugadores del “tren del oeste” de aquella época y Maradona. Del Diego por todas las alegrías que nos dio en la selección Argentina.

Pero si tuviera que elegir uno, no dudaría en quedarme con “Cacho”.

Cuenta la historia de que en determinado momento, cuando jugaba de lateral izquierdo, por su poca continuidad debido a lesiones, estuvo a punto de quedar libre, pero por el gran cariño de sus compañeros y del presidente del Club, para que no quedase en la “calle”, le renovaron el contrato, cuando nadie hacía pensar que se transformaría en el excelente jugador que luego fue.

Un cinco que se destacó en Ferro, la selección nacional y el Hércules de Alicante, tanto fue lo que descolló, que Boca tuvo manifiesto interés por él en los años 1974 y 1979. En ambas oportunidades Saccardi rechazó la oferta porque prefirió quedarse en el club que le brindó la oportunidad de jugar en su peor momento.

Demostró en hechos, ser una persona de grandes valores y de tremenda gratitud.

“En ese momento, prácticamente ya no existía ni como jugador, ni como promesa, ni nada. Para colmo, me había casado y no tenía un mango, lo puedo asegurar. Si me dejaban libre, quizá Saccardi se terminaba ahí mismo. Pero, ¿la verdad? Me hicieron el contrato…de lástima, te diría, para ayudarme y no dejarme en banda. Por eso, después, cuando llegué a la Selección y a jugar en España, y hacer una buena posición económica, ¿me podía olvidar de cómo se había portado Ferro conmigo? Síntesis perfecta, relatada por el propio protagonista…

Sin lugar a dudas, en un mundo donde la noticia son los contratos multimillonarios a los que llegan los diferentes profesionales de élite, nos encontramos con una historia de vida que tendría que ser difundida por todos los formadores de juveniles.

Una historia que bien lo define un libro editado en su honor “Cacho Saccardi, el último guerrero romántico”

Comentarios