Martes 15 de septiembre de 2020
Viral

Una madre volvió viral a su hijo al mostrar como vive las clases virtuales durante la pandemia

Quedarse en casa para cuidarnos y cuidar a los demás de la pandemia por coronavirus ha sido un acto de solidaridad por todo el mundo. Sin embargo, estar dentro de casa no siempre es fácil, sobre todo cuando debemos seguir cumpliendo nuestras obligaciones tanto de trabajo como de padres, o en el caso de los niños, obligaciones escolares, pero en casa.

Esa última tarea ha sido todo un desafío para los padres quienes se han visto superados por lograr que sus hijos puedan estar varias horas sentados frente al monitor para atender sus clases, y es que, a pesar de todo el esfuerzo, para los más pequeños esta modalidad se ha vuelto un tanto complicada. O, al menos así lo mostró una madre en sus redes sociales y se volvió toda una tendencia. 

“Mi hijo de preescolar tras 40 minutos de videollamada quedó totalmente agotado”, escribió en una publicación que ha sido comentada por miles de usuarios. Sin embargo, recalcó que “agradece la labor de los profesores” y no siempre está así de aburrido.

Resulta que Kara McDowell de Mesa, una madre de Arizona, Estados Unidos, tomó la foto de su hijo, Graham, de cinco años, en su tercer día de clases de vuelta de las vacaciones de verano, quien ingresa al jardín de infantes a las 8 am y está programado hasta las 1:20 pm, con descansos entre esas horas.

La imagen compartida por Twitter – donde podemos ver a Graham recostado de espalda en su silla con total actitud de derrota ante sus clases en línea – se ha vuelto una verdadera tendencia luego de que muchos usuarios comentando que también están viviendo las mismas situaciones con sus hijos.

A pesar de la imagen que pareciera ser que su hijo Graham se aburre de sus clases en línea, Kara fue enfática en comentar que esa situación solo dura unos minutos y que, en otros momentos de sus lecciones, su pequeño está completamente enfocado y entretenido.

Incluso Kara quiso mencionar la enorme labor que los maestros de todo el mundo están haciendo por adecuar a los niños en esta nueva normalidad. “Estoy segura de que no esperaban enseñar a los niños a leer en una pantalla”, agregó. “Están haciendo lo mejor que pueden y no tengo quejas sobre los profesores”.

Finalmente, Kara comentó que espera que tanto, Graham como sus otros hijos, puedan volver a clases solo cuando sea de manera segura y que por fin su hijo de cinco años pueda conocer a su nueva maestra en persona.

Comentarios