Martes 23 de noviembre de 2021
INCREÍBLE

Pesaba 150 kilos, bajó 60 en un año, compartió su secreto en Twitter y se hizo viral

Ni polvos mágicos, ni dietas irreales. Francisco Sola tiene 28 años, y llegó a pesar 150 kilos, gracias a la constancia, "ser sinceros con uno mismo" y toparse con buenos profesionales bajó casi la mitad en un año. Compartió su historia en Twitter y recibió miles de mensajes.

"Fallé 30 veces antes de lograr mi objetivo, tuve obesidad desde los 12 años y siempre tuve el deseo de cambiar. Fui aumentando progresivamente, hasta llegar a pesar 150 kilos", comenzó relatando el joven que cuenta con más de 13 mil seguidores en su cuenta de Twitter, en el programa Dos Horas Pico (Radio 2).

Nada es de una mañana a la otra, para Francisco fue y es un proceso del día a día: "Cuando me dijeron que tenía el alta tuve un enorme vacío, es importante saber que la felicidad es siempre el presente, sino cuando uno persigue un arco iris cada vez que se acerca la meta se aleja más". "Es importante sacarse fotos para ver los cambios, en el día a dia no se nota tan real. Cuesta bastante, tomo con pinzas el nunca más. No sabes que va a pasar. Me considero un adicto y como tal tengo que ser consiente, es una lucha constante", dijo y agregó que gracias a los cambios pudo evitar muchas enfermedades. "Cuando uno se acepta, se perdona y trasmite toda esa sanación hacia fuera empezás a chamuyar mejor", finalizó entre risas.
Francisco desmitifica la idea de que una idea es universal y que si a alguien le sirvió al resto también. Luego de varios tropiezos, confió en su deseo de mejorar su salud y cambió sus hábitos. "No hay recetas mágicas, todo eso se vende en las redes sociales, el único secreto es ser sincero con uno mismo. Lo que me resultó a mí no le va a resultar a otro, tenemos otros gustos, tiempos. En vez de ir hacia la meta que la meta venga hacia vos haciendo lo que te gusta", explicó.

En 2019 contó que llegó a pesar 150 kilos, y su idea "loca" era creer que iba a "llegar al verano". "Me levantaba a las 5 de la mañana a lo Rocky, y era insostenible para mí. Ahí dejé de mentirme y pensé que horario era bueno para mí, y es hasta el día de hoy que sigo con esa misma rutina porque es muy cómodo para mí".

Si bien, el joven no se cansa de decir que no hay secretos mágicos, resaltó que lo importante es el vínculo con los profesionales. "Si vos les mentís te estas fallandoEntonces íbamos charlando lo que a mí me gustaba con lo correcto y así armamos un plan ideal para mis gustos y lo que puedo mantener".

Nada es de una mañana a la otra, para Francisco fue y es un proceso del día a día: "Cuando me dijeron que tenía el alta tuve un enorme vacío, es importante saber que la felicidad es siempre el presente, sino cuando uno persigue un arco iris cada vez que se acerca la meta se aleja más". 

"Es importante sacarse fotos para ver los cambios, en el día a dia no se nota tan real. Cuesta bastante, tomo con pinzas el nunca más. No sabes que va a pasar. Me considero un adicto y como tal tengo que ser consiente, es una lucha constante", dijo y agregó que gracias a los cambios pudo evitar muchas enfermedades. 

"Cuando uno se acepta, se perdona y trasmite toda esa sanación hacia fuera empezás a chamuyar mejor", finalizó entre risas. 

 
 

Comentarios