Lunes 1 de marzo de 2021

¿Por qué Germán Martitegui no habla nunca de la madre de sus hijos?

Del jurado de MasterChef Celebrity se sabe todo, menos con quien comparte sus días y sus noches, y hay un motivo.

El éxito descomunal de MasterChef sigue en estudio, con la intención de diseminar todos los componentes para emular la fórmula de un programa que rozó los treinta puntos de rating en la final de la primera temporada.

Una de las claves se centra en el jurado y sobre todo en la figura de Germán Martitegui. El chef explotó todo lo preestablecido con su personalidad, que deambula entre la rigurosidad y la ternura. Muchos consideran al cocinero como un imán que atrae.

A partir de su visibilidad, los medios se han sumergido en analizar la vida de Martitegui, así salieron a la luz datos de su excéntrico restaurante Tegui, considerado el mejor del país y el noveno del mundo, además de su paternidad monoparental.

La elección de la subrogación de vientre le permitió acoplar a su vida a los hermosos Lorenzo y Lautaro, de quien está perdidamente enamorado y no lo puede ocultar, por eso publica con asiduidad fotos de los pequeñines en diversas situaciones.

Del entorno de Martitegui avalan ese cuidado exhaustivo, casi obsesivo, de su intimidad, por eso cuentan: “Él cree que mezclar las cosas no lo ayuda para ser feliz en este momento de su vida".

¿Entonces? Por ahora no aparece ningún atisbo para encontrar un hilo que desentrañe este secreto guardado bajo mil llaves. Esa posibilidad de una química con Vicky Xipolitakis, quien le dedicó decenas de piropos y ofertas de citas, tampoco prosperó.

Prefiere la calma, la quietud, el silencio. Sus hijos son su límite. De otras cosas no va a hablar. Por ahora, imposible. A él la fama le llegó de grande, de bastante grande, y si hasta ahora le funcionó bien así no es hora de cambiar ni de modificar nada.

Comentarios