Lunes 29 de junio de 2020
Fútbol

Hace 34 años Argentina se coronaba con la Copa del Mundo en México 86

Este lunes se cumplen 34 años de la Copa del Mundo obtenida por la Selección Argentina. Con Diego Armando Maradona como capitán y figura, el conjunto nacional finalizó invicto en el certamen y gritó campeón en tierra azteca.

En el Mundial de México 86, el seleccionado argentino fue un brillante campeón. Un conjunto muy ordenado tácticamente. Un plantel con jugadores de la talla de Nery Pumpido, Oscar Ruggeri, Jorge Burruchaga, Sergio Batista y Jorge Valdano. Una selección que contaba -nada más ni nada menos- que Diego Maradona, emblema de la Argentina y del fútbol mundial.

El equipo dirigido por Carlos Bilardo debutó en el certamen ante Corea del Sur, a quien derrotó 3-1 con dos tantos de Valdano y otro de Ruggeri. Tras igualar 1-1 con Italia, el último campeón, Argentina pasó de ronda tras vencer por 2-0 a Bulgaria.

En octavos de final derrotó 1-0 a Uruguay con un gol de Pedro Pasculli. En la siguiente instancia esperaba Inglaterra. En aquel encuentro, disputado en el estadio Azteca, Maradona tuvo un rendimiento sobresaliente y marcó dos tantos que quedaron para siempre en la galería principal de la historia del fútbol. El primero, conocido como 'La mano de Dios' y, el segundo, tras despegar en su propio campo y eludir a cinco jugadores y al arquero, llamado por muchos como 'el gol del Siglo'.

Tres días después, esta vez ante Bélgica, Diego volvió a tener una actuación descollante: con dos goles suyos, la Argentina se quedó con la victoria por 2-0 y accedió a la final.

En el estadio Azteca, el 29 de junio, se disputó la histórica final. El conjunto nacional salió a la cancha con Nery Pumpido; José Luis Cuciuffo, José Luis Brown, Oscar Ruggeri, Julio Olarticoechea; Ricardo Giusti, Sergio Batista, Héctor Enrique, Jorge Burruchaga; Diego Maradona y Jorge Valdano.

A los 23 minutos del primer tiempo, con un cabezazo, Brown marcó el primer tanto para la Argentina. En la segunda mitad, Valdano convirtió el 2-0 pero, para sorpresa de todos, Alemania logró igualar el partido con tantos de Rummenigge y Völler. El conjunto nacional, lejos de verse afectado en su rendimiento tras el empate, fue en busca de la victoria. Así, a los 83 minutos, luego de una asistencia de Maradona, Burruchaga protagonizó una épica corrida, y, tras la salida del arquero Harald Schumacher, definió al primer palo para darle su segundo Mundial a la selección argentina.

Los jugadores, en el campo de juego, celebraron la histórica conquista. La imagen de Maradona, besando la Copa del Mundo, quedará para siempre en la memoria de todos.

Comentarios