LOS DETALLES

La maestra "hot" que vende fotos eróticas y sueña con llegar a Gran Hermano

Una maestra de la Escuela Normal N°30 de la localidad de Campana, Miguelina Fredes Sarasola, dio que hablar en los últimos días por vender fotos eróticas y por postularse para entrar a Gran Hermano.

A la mujer de 28 años, quien expresó que al ver la publicidad del programa en Telefé sintió que es la oportunidad de su vida para mostrarse tal cuál es, le piden que abandone su cargo después de generar una polémica.

Conforme a lo dicho por uno de los padres de los alumnos a TN, a poco de entrar a trabajar como maestra titular, Miguelina se habría pedido una licencia por cuestiones de salud y mientras goza de este derecho publica contenido en perfecto estado en las redes sociales.

“Que haga lo que quiera con su vida privada, pero si trasciende y ella la hace pública pasa a ser incompatible con la docencia. Mi hija de 8 la vio el primer día de clases y cuando volvió. En total estuvo una semana. Pero en las redes publica todos los días”, dijo Lautaro Ríos.

Miguelina Fredes Sarasola, la maestra de la localidad de Campana, se postuló para entrar a la casa de Gran Hermano y despertó la polémica ya que según revelaron los padres de los alumnos, lo hizo en medio de una licencia por enfermedad.

Tengo 28 años, soy de Campana, Buenos Aires, aunque nací en Basavilbaso, un pueblito re chiquitito y re lindo. Tengo dos hermosos varones, uno se llama Lorenzo, tiene 11 años, lo tuve a los 16 años, y después tengo a Lio, que tiene 4 años, lo tuve a los 24”, dijo en Tik Tok.

Luego, continuó: “Además soy maestra de primaria pero debido a que está un poco jodido el tema teniendo una personalidad que no condice con lo que la sociedad cree que debe ser un maestro, estoy buscando otro camino”.

“Estoy ahorrando para poder ir a Buenos Aires a hacer teatro, creo que ahí podes ser vos mismo. Vi la propaganda y me vine corriendo a hacer el video porque dije ‘es la oportunidad de mi vida de ser yo, tal como soy’”, finalizó Miguelina en sus redes sociales.

 

Comentarios